Al igual que la gasolina, el diésel es un combustible derivado por medio de un proceso de refinamiento del petróleo, sin embargo, al igual que la Premium y Magna, existe una gran diferencia entre estas debido a su estructura molecular y  temperatura.

Principalmente se diferencian con el trato que se le da al motor ya que estos dependen del combustible que se maneja para que pueda gozar de algunas ventajas como mayor durabilidad del mismo. También podemos hablar del motor diésel inventado por en el año 1893 y actualmente incursionado en la industria automotriz, del cual se pueden apreciar diversas diferenciaciones en aspectos básicos como son el encendido, consumo, aceite, reparaciones, precios, etcétera.

El Diésel es más pesado que la gasolina, por lo cual evapora en un tiempo prolongado y hace que su rendimiento de energía sea mejor, si se requiere en porcentajes, podemos mencionar que ello equivale a un 30% más de eficiencia.

Con el Diésel un vehículo cuenta con mayor facilidad para moverse, es principalmente recomendado para transportación de diferentes instrumentos de carga entre otros, lo cierto es que ambos tipos de motores y combustibles tienen sus ventajas y al día de hoy es sencillo tener acceso a ellos, la elección de alguno también  influye en el largo camino de su implementación, ya que  los consumidores de ambos tipos cuentan ya con una larga trayectoria y defienden el de su preferencia.

En Simsa conocemos la importancia que tiene contar con ambas opciones y la perfecta distribución de combustibles, pues muchas veces esto influye en el cuidado que cada quién le dé al mantenimiento de su automóvil, es por ello que pese a cada una de las diferencias que existe entre ambos, los hacemos llegar a gran parte de la república.